Royal Blood: savia nueva para el hard rock

RB

Es como decir: “Coge toda la música pop, métela en un cartucho, ciérralo y dispara el arma”. Da igual si estas diez o quince canciones suenan en términos generales igual. No te importa en qué periodo fueron compuestas ni de lo que tratan. Es la maldita detonación que producen cuando disparas el arma. Es el hecho. Eso es el rock and roll.

Pete Townshend en ‘La historia del rock and roll en 10 canciones’ (Greil Marcus, Editorial Contra, 2014)

royalblood

El dúo de Brighton en acción

Díficil encontrar una explicación más apropiada que la de la cita precedente del legendario guitarrista de los Who -hablando de la esencia del rock and roll- para describir el impacto que produce la música de Royal Blood, la nueva sensación y promesa del hard rock surgida de las islas británicas. Una detonación, sí, una explosión de adrenalina que va directamente al sistema límbico y lo toma por asalto. Su irrupción ha supuesto una actualización de las esencias del género, pero sin abandonar los fundamentos: el riff demoledor, el estribillo contagioso. Un género, por cierto, el hard rock, en crisis permanente o directamente en estado comatoso desde hace bastantes lustros, víctima de un flagrante estancamiento tanto en lo musical como en lo estético, demasiado propenso en general a la megalomanía y al exceso de testosterona, y al que este par de jovenzuelos han sido capaces de insuflarle nueva vida.

En efecto, el dúo de Brighton, formado por el bajista y cantante Mike Kerr y el batería Ben Thatcher, fueron directos al nº 1 con su álbum -homónimo- de debut en agosto del año pasado y desde entonces su prestigio no ha hecho más que crecer. El secreto de su éxito es que es uno de esos raros discos en los que prácticamente todos los temas son singles potenciales y, por si eso fuera poco, además el dúo los defiende contudentemente a base de un potentísimo e impecable directo, con el cual arrasan por donde pasan y que ha sido aplaudido y elogiado hasta por el mismísimo Jimmy Page.

Pero, ¿qué es lo que tienen de especial para haber conseguido este éxito tan fulgurante? ¿Qué aportan de novedoso a un género tan venerable como sumido en la decadencia? En principio, lo que les hace diferentes, y obviamente su rasgo más característico, es el tipo de formación que presentan, bajo-batería, del todo inusual, aun en los diversos dúos que han surgido en la escena rockera en los últimos años y con quienes solo en apariencia comparten un cierto aire de familia, The White Stripes o The Black Keys, por ejemplo. Lo decisivo, no obstante, es que, haciendo de la necesidad virtud, han sido capaces de darle la vuelta a ese factor a priori tan limitante -¿hard rock solo con los instrumentos de la base rítmica?, ¡guau!-, y lo han convertido en su fortaleza, porque lo cierto es que consiguen sonar como una auténtica apisonadora. Gracias a un inteligente uso de los pedales de efectos Kerr utiliza su bajo propiamente como tal o como una guitarra, alternativa o simultáneamente, bastándose el solito para sonar como toda una banda de rock convencional.

Pero no es solo la contundencia en el sonido y la efectividad en la ejecución, que es lo que la crítica en general destaca, hay algo más detrás del poderío del dueto. Está también la altísima calidad de la música, con temas de arquitectura perfecta, concisos y directos, en los que no sobra ni falta nada. Desde luego, parece imposible hacer más con menos. Y sería injusto olvidarse de la magnífica voz de Kerr, con una afinación perfecta, un estilo vocal rotundo y cálido al mismo tiempo, y unas melodías pegadizas que le dan el acabado perfecto a las canciones. Todo flamantemente fresco y rebosante de energía.

Como para perderles la pista.

[Por supuesto, contamos con ‘Royal Blood’ en las Bibliotecas Municipales. Consulta su disponibilidad en nuestro catálogo y disfrútalo.]

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s