Viaxando con Ritmo: Nueva York

Nueva York, se ha convertido en los últimos años y por méritos propios en la capital económica y cultural más importante del mundo. La ciudad ofrece un ambiente y un estilo de vida único que hay que vivirlo y disfrutarlo.  Asistir a un musical en Broadway, pasar una noche en Times Square, recorrer de un lado a otro el Puente de Brooklyn, disfrutar de una tarde de compras en la Quinta Avenida o sentirse como un broker en Wall Street, son algunas de las cosas que sólo se pueden hacer en Nueva York. La ciudad está entre las aglomeraciones urbanas más grandes y más pobladas del mundo, siendo la más poblada de los Estados Unidos de América.

Times_Square

La historia de Nueva York, al igual que la del resto de Norteamérica, es muy corta y sólo se tiene noticias de ella a partir del siglo XVI cuando Manhattan estaba ocupada por indios iroquinos y algonquinos. De estos últimos se debe el nombre de la isla que significa “Isla de las Colinas” en el idioma indígena.

La ciudad se compone de cinco distritos: Bronx, Brooklyn, Manhattan, Queens y Staten Island. A lo largo de su historia, la ciudad ha sido uno de los principales puertos de entrada de inmigrantes.  Los cinco orígenes étnicos más grandes de la ciudad son el puertorriqueño, el italiano, el antillano, el dominicano y el chino, además de la comunidad negra más grande de cualquier ciudad del país.

Esta diversificación de culturas crea un gran movimiento social y cultural dentro de la ciudad. Dentro del panorama musical tenemos un amplio abanico de músicos y cantantes que aunque nacidos en la ciudad, su estilo denota claramente su origen. Nueva York fue el epicentro del Jazz, o en su variante el Swing, en los años 40. Con bandas como la de Benny Goodman, Duke Ellington o Count Basie.

Pero si hay algo que caracteriza a la ciudad de Nueva York son los musicales de una de las avenidas más famosas: Broadway. Es el llamado Circuito de Broadway, que no son más que un conjunto de espectáculos teatrales presentados en los 40 grandes teatros profesionales. El musical es un género teatral o cinematográfico en que la acción se desenvuelve con secciones cantadas y bailadas. Es una forma de teatro que combina música, canción, diálogo y baile, y que se representa en grandes escenarios. Toda una atracción turística popular, con títulos como Chicago, el fantasma de la Ópera, El rey León, o los Miserables, sólo por citar algunos.

Numerosos han sido los cantantes y grupos que han cantado a la ciudad de Nueva York, entre los primeros destacamos a Sinatra, Springsteen, Lennon, Madonna, Sting. Y de los grupos a U2, Pet Shop Boys, Los Rebeldes o Mecano.

Pero no debemos de olvidarnos de aquellos cantantes nacidos en la ciudad, todos ellos importantes voces y de grandes éxitos: Harry Belafonte,  músico, actor y activista social de ascendencia jamaicana. Conocido como «el Rey del calypso», por popularizar este estilo musical caribeño de la década de los 50, su canción más conocida es Banana boat song. Bobby Darin, uno de los cantantes más populares e ídolo de adolescentes de las décadas de 1950 y 1960. Billy Joel, cantante, compositor y pianista, autor del aclamado Piano man. Neil Diamond, cantante, compositor y productor, suyas son canciones tan célebres como Sweet Caroline, Song Sung Blue o la banda sonora de la película Juan Salvador Gaviota. Mariah Carey con sus éxitos Without you o Hero. Laura Branigan, Pat Benatar, Irene Cara, Oscar en 1983 a la mejor canción original por el tema principal de la película Flashdance  What a Feeling.

Sin olvidarnos de cantantes como Jennifer López y Marc Anthony, ambos de origen puertorriqueño, pasando por Lana del Rey, Lady Gaga, o Alicia Keys. Y muchos más que nos quedan sin nombrar por falta de espacio.

… y como dice Mecano en su canción No hay marcha en Nueva York

Me marcho a nueva york
con la botella de fundador
me marcho a nueva york
con la navaja de explorador

…. Buen viaje! A la vuelta os esperamos en la Biblioteca Forum con nuestras recomendaciones musicales.

Viaxando con Ritmo: Madrid

Nuestro viaje musical por el mundo arranca en la ciudad de Madrid.  Situada en las orillas del río Manzanares, donde Felipe II estableció su corte, hasta convertirse en la ciudad que todos conocemos, fue primitiva aldea construida por el emir Muhammed I y su nombre en árabe Mayrit, significa “abundancia de ríos de agua”. Hasta 1083, cuando Alfonso VI de Castilla conquista la población, Madrid sería islámico.

glorieta-cuatro-caminos2

Glorieta Cuatro Caminos 1913

Madrid siempre ha sido una ciudad cultural, tanto en la escena como en la música. Sus teatros siempre bulliciosos reflejaron los gustos sociales en sus distintas épocas. Con el auge de los cafés cantantes en el siglo XIX, el arte flamenco alcanza gran apogeo. En la actualidad la cantidad de tablaos que han perpetuado está costumbre, nos ofrecen la  posibilidad de disfrutar cada noche del flamenco más puro en tablaos como el Corral de la Morería, Torres Bermejas o el café de Chinitas.

Pero si algo hay que destacar es ese fenómeno contracultural que cambió para siempre la imagen de Madrid: la Movida. Los comienzos de lo que más tarde se conoció como la Movida fueron entre 1977-78 alrededor de los grupos musicales de la Nueva Ola Madrileña, primera hornada punk a imitación de lo que sucedía en varias ciudades anglosajonas en esos mismos días. De entre la marabunta de grupos y vocalistas del momento retenemos en nuestra memoria  a Los Secretos con su canción Déjame, Nacha Pop con su Chica de ayer, Tino Casal con su Embrujada, Gabinete Caligari y Cuatro Rosas, Alaska y Dinarama con Perlas ensangrentadas y Ni tu ni nadie y otros grupos como los Zombies, Radio Futura, Los Nikis, Parálisis Permanente, Burning, así como los vascos de La Orquesta Mondragón, los gallegos Golpes Bajos y Siniestro Total y una interminable lista que con mayor o menor fortuna formaron parte de ese conglomerado artístico que formó la llamada Movida.

Pero que sería de los grupos sin las salas de concierto (templos de la movida) que tanto proliferaron en la capital. Salas como Rock-Ola, La Vía Láctea, El Pentagrama “el Penta”, o la Sala Clamores entre otros lugares de reunión.

radiofutura-entrada-rockola-1819111983-canarias7es

Pero el  Madrid cultural de hoy se llena de festivales y fiestas en las que la música sirve de conducto universal para disfrutar. En la primavera madrileña se suceden conciertos tanto de música clásica, ópera, zarzuela, el FestiMad, o  el Primavera Pop. Y durante el mes de septiembre, el  Dcode Fest.

En los últimos años Madrid ha desarrollado un importante cartel de un género que hasta hace bien poco no existía: Los Musicales. En 1975 se lleva a escena en España la ópera Rock Jesucristo Superstar, todo un éxito de público. A día de hoy podemos encontrarnos varios de los mejores musicales que triunfan en el mundo: El rey león, Cabaret, Priscilla, reina del desierto, Los miserables…

Pero no debemos de olvidar que Madrid es algo más que música. Sus monumentos, sus jardines, sus museos, su historia (ligada a la historia de España a través de sus reyes y presidentes), no hacen más que acrecentar el deseo de una visita.

Recuerda pasarte por la Biblioteca Forum y hacer tu propia selección musical antes de partir de viaje.